Sin prisa por aterrizar

“La única diferencia entre un loco y yo, es que el loco cree que no lo está, mientras yo sé que lo estoy”(Salvador Dalí).

La definición de loco de la RAE que más me gusta es “que excede en mucho a lo ordinario o presumible”. O sea, exageradamente fuera de lo común, algo excepcional, o como dirían en inglés outstanding. Y bien, ¿quién determina por tanto aquello que es normal? Para mí lo normal está sobrevalorado, me gustaría leer definiciones serias de cuerdo y loco, cordura y locura, disparatado y prudente, ordinario y excepcional, anormal y normal.
 
Propongo una frase de Salvador Dalí que, a mi parecer, merece ser rescatada ya que me suena tan actual como si la hubieran dicho hoy:
“La única diferencia entre un loco y yo, es que el loco cree que no lo está, mientras yo sé que lo estoy”.(Salvador Dalí).
 
Pues bien, entremos de lleno en las entrañas de cada uno para desenredar o continuar tejiendo el ovillo. Permitámonos el conocimiento del corazón y el alma para ser nosotros y estar presentes. ¿Por qué no te das una oportunidad?, ¿acaso no te mereces ser feliz? ¡Y qué, si estás loco! Por lo menos eres consciente de ello, y por lo menos lo sabes. Dale justo la importancia que merece, pásalo al umbral de la consciencia. A veces es tan sólo cuestión de actitud.
 
“Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo” (Abraham Lincoln).
 
Comparte y confía, ¿acaso tienes ya algo más que perder? Hay un proverbio hindú que me chifla y dice “solo posees aquello que no puedes perder en un naufragio”. Y, tres segundos después de leerlo para mí, entendí que lo que no podía perder de ninguna de las maneras era la vida. No hay por tanto excusas. Vive, sólo te están pidiendo eso.
 
Lucha contra la apatía, como decía Albert Einstein; “si todo te da igual: estás haciendo mal las cuentas”.
 
Huye de las etiquetas y el corsé que supone el diagnóstico. Frida Kahlo decía que “amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior”. Es curioso y un contratiempo a tener muy en cuenta que esquizofrenia, trastorno bipolar,… tengan tanta carga de prejuicios para los afectados. Es tal el desconocimiento que, en el primer asalto, siempre gana el diagnóstico por CAO.
 
Termino con dos poesías propias que me recuerdan un poco el concepto de loco-consciente que aparecía al principio con la frase de Salvador Dalí. Me gusta esa frase y la idea que transmite.
 
Siempre es mejor recorrer el camino de las dudas que a todos nos plantea este mundo de la mano de un sueño, una inquietud, una ilusión. En definitiva, una esperanza. Con cada vez menos prisa por llegar y aterrizar a la banalidad de lo normal, lo ordinario e intrascendente. Y, cuando llegue, entonces ¡ay amigo!, entonces, el aire será de nuevo mi aliado.
 
“Aunque brillen los tesoros robados y las medallas de mil batallas, el aire que mueve mis velas acabará por dejarme en tierra, cerca de los recuerdos y pleno. Bailando pausado y sin prisa cuando sople el aire en el puerto, recordando en mi camino que fui capitán mío, y que el viento ya es para siempre mi aliado preferido”. (18/02/2012)
 
 Sin prisa por aterrizar

“Sin perderme en el camino voy cantando lo que olvido
maldiciendo como un niño las heridas.
Que mis miedos vuelan libres cuando siento
como un loco que mi vida no es de nadie.
Que mis sueños viajan alto si deliro
como un tonto que mi vida es sólo mía.
Hoy soñé que mis errores entre flores bailan solos,
y mi vida es un regalo que forjé con cada día.
Como ahora vuelo raso y a menudo entre las nubes
te aseguro que aterrizo con la pista bien vacía
que mis ruedas de platino nunca pinchan sin motivo,
¡que las cuido demasiado! Pues suspiro y es la vida.”
(10/01/2014)
 
Francisco García
 

Si quieres contarnos tu experiencia o denunciar algo relacionado con el estigma o la exclusión que sufren los afectados por algún trastorno mental puedes enviarlo a la siguiente dirección de correo unomas@fundacionmanantial.org. Estaremos encantados de escucharte y ayudarte

Enviar a un amigo
¡Comparte con todos!
    Esta entrada fue publicada en Contra el estigma y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>